Cargando..

El P. José Antonio Valdés Sánchez, MG, celebra 65 años de vida sacerdotal

El pasado 17 de julio, en la Parroquia de San Pablo Apóstol, en Zitlaltepec, Tlaxcala, el P. José Antonio Valdés Sánchez, misionero de Guadalupe en Japón, celebró una misa de acción de gracias por sus 65 años de sacerdocio, presidida por él mismo y concelebrada por los padres Raúl Nava Trujillo, MG, y José Guadalupe Martínez Rea, MG, ambos Consejeros Generales, entre otros sacerdotes participantes.

 

Al iniciar la Eucaristía, el padre Antonio agradeció a Mons. Enrique Ruíz Delgado, al párroco de la comunidad de Zitlaltepec y a los asistentes por las atenciones que se tomaron para organizar esta celebración tan especial para él y les pidió le acompañaran a darle gracias a Dios por su sacerdocio.

 

En su homilía comentó que su vocación surgió mientras era seminarista en Puebla y que su inquietud hacia las Misiones comenzó de manera plena durante el 2º Congreso Nacional Misionero, donde participó con la declamación de un poema, lo que le recordó una regla de oro de su papá, “hacer que la gente entienda lo que se transmite”, lo que le llevó a pensar más seriamente en ser misionero:

“En Misioneros de Guadalupe hay un grupo que se dedica a buscar vocaciones y a dirigirlas al Seminario. A algunos se les ocurrió entrevistar a varios sacerdotes para ver el camino que recorrimos para llegar al sacerdocio y fue realmente interesante conocer las diferentes motivaciones y rumbos que cada uno tenía y tomó. Mi camino empezó en este pueblo de Zitlalptepec. Dios me puso en un lugar donde viví una infancia feliz y en donde recibí las bases para mi vida humana, cristiana e incluso sacerdotal. Mi madre, con una devoción profunda, fijó en mí la fe. Mi padre, fue una persona calmada, que el pueblo respetaba mucho, y recuerdo que nunca me regañó, cuando me portaba mal él hablaba conmigo y me explicaba en qué consistía mi falta, tenía el gusto por la poesía y hacía versos, en algunas ocasiones me puso a declamar, sin pensar que esa fue una de las motivaciones que me llevaron al sacerdocio”.

Finalmente, algunas personas de la comunidad homenajearon al padre Antonio Valdés con la declamación del poema “La Verónica”.

El P. Jesús Antonio Valdés Sánchez, MG, nació en 1932 en San Pablo Zitlaltepec, Tlax., en la familia formada por el señor Antonio Valdés Báez y la señora Ángela Sánchez Herrera. Realizó sus estudios de educación básica en Tlaxcala y Puebla, y comenzó su preparación al sacerdocio en el Seminario de Puebla.

 

Ingresó al Seminario Mexicano de Misiones Extranjeras en 1952. Fue ordenado sacerdote misionero el 15 de julio de 1956, en la Basílica de Nuestra Señora de Guadalupe, por imposición de Manos de Mons. Alonso Manuel Escalante y Escalante. En 1958 se le envió a la Misión de Japón, donde ejerció la mayor parte de su ministerio, siendo Superior de la misma en dos periodos.

 

Los Misioneros de Guadalupe damos gracias a Dios por los 65 años de vida sacerdotal del padre Antonio. Le pedimos a Santa María de Guadalupe continúe iluminando su camino, e invitamos a todos los jóvenes interesados en la vida consagrada a acercarse a nuestro Centro de Orientación Vocacional (COV), donde los podemos apoyar a discernir y aclarar sus dudas sobre la vocación sacerdotal.

 

Para mayores informes pueden contactarnos a la Línea Misionera sin costo al 800 00 58 100.

Misioneros de Guadalupe A.R.

Somos una Asociación Religiosa con sede en la Ciudad de México con presencia en Guadalajara, Monterrey y 3 continentes.

Familia MG

Copyright @ 2021 | Todos los derechos reservados Misioneros de Guadalupe AR