El Papa recuerda que ser cristianos es una relación viva con el Señor resucitado

El Santo Padre se reencuentra con fieles durante el rezo del Regina Coeli y recuerda tres verbos del amor divino: mirar, tocar y comer.
Este 18 de abril, tercer domingo de Pascua 2021, el Papa Francisco volvió a asomarse al balcón del Palacio Apostólico para dirigir el Regina Coeli, que se reza en lugar del Ángelus durante el tiempo pascual, ante los fieles congregados en la plaza de San Pedro y agradeció a Dios por el reencuentro dominical, que había sido suspendido debido a las restricciones por la pandemia de Covid-19:

“Gracias a Dios podemos volver a encontrarnos en esta plaza para la cita dominical y festiva. Os digo una cosa: echo de menos la plaza cuando tengo que hacer el Ángelus en la Biblioteca. Estoy contento, gracias a Dios. Y gracias a vosotros por vuestra presencia”.

Previo al rezo,el Santo Padre reflexionó acerca del Evangelio según Lucas, que relata cuando Cristo resucitado se presentó en medio del grupo de discípulos en el Cénaculo, en Jerusalén, y los saludó diciendo: “¡La paz con vosotros!”. Ellos se asustaron, porque creyeron ver un fantasma, pero Jesús les mostró sus llagas, invitándolos a tocarlas, y les pidió comida para convencerlos de que estaba vivo.

 

El Pontífice comentó dos detalles de este pasaje: la alegría de los apóstoles por su reencuentro con el Señor y el asombro que sintieron porque en un principio no creyeron que fuera verdad. Así mismo, aseguró que el mensaje evangélico de este día se caracteriza por tres verbos que expresan el amor de Dios: mirar, tocar y comer.

 

El Papa recordó que estos tres verbos deben reflejar la vida comunitaria y personal de todo creyente, ya que ser cristianos “no es una doctrina o un ideal moral, es una relación viva con el Señor Resucitado” porque lo miramos, lo tocamos y nos alimentamos de Él, dejándonos transformar por su amor y transformando la vida de los demás, a quienes tenemos que considerar como hermanos y hermanas.

 

Finalmente, el Santo Padre llamó a la reconciliación y al cese de las actividades militares en Ucrania, donde las tensiones se han incrementado en los últimos días. Expresó su cercanía con el pueblo ucraniano y pidió unirse en oración por la población de esa región, la cual se encuentra en una grave situación humanitaria.

Cantera 29, Col Tlalpan, Tlalpan, C.P. 14000, Ciudad de México

800 00 58 100

privacidad@misionerosdeguadalupe.org