Misioneros de Guadalupe

Evangelio de hoy

#EvangelioDeHoy #MisionerosDeGuadalupe #OremosJuntos

Miércoles 27 de octubre de 2021.

Del Evangelio según san Lucas 13, 22-30

En aquel tiempo, Jesús iba enseñando por ciudades y pueblos, mientras se encaminaba a Jerusalén. Alguien le preguntó: “Señor, ¿es verdad que son pocos los que se salvan?” Jesús le respondió: “Esfuércense por entrar por la puerta, que es angosta, pues yo les aseguro que muchos tratarán de entrar y no podrán. Cuando el dueño de la casa se levante de la mesa y cierre la puerta, ustedes se quedarán afuera y se pondrán a tocar la puerta, diciendo: ‘Señor, ábrenos’. Pero él les responderá: ‘No sé quienes son ustedes’. Entonces le dirán con insistencia: ‘Hemos comido y bebido contigo y tú has enseñado en nuestras plazas’. Pero él replicará: ‘Yo les aseguro que no sé quiénes son ustedes. Apártense de mí, todos ustedes los que hacen el mal’. Entonces llorarán ustedes y se desesperarán, cuando vean a Abraham, a Isaac, a Jacob y a todos los profetas en el Reino de Dios, y ustedes se vean echados fuera. Vendrán muchos del oriente y del poniente, del norte y del sur, y participarán en el banquete del Reino de Dios. Pues los que ahora son los últimos, serán los primeros; y los que ahora son los primeros, serán los últimos”.

Palabra del Señor. Gloria a ti, Señor Jesús.

 

Reflexión

El Evangelio de hoy nos da una lección sobre la salvación. Quedarse frente a Jesús o escuchar las palabras de Jesús no significa que la puerta de la salvación se abrirá. Ir a la iglesia no garantiza la salvación. Lo importante es que para permanecer con el Señor, debemos luchar contra los obstáculos y luchar para poner en práctica Sus enseñanzas. Ésta no es una advertencia. Es una invitación a la salvación. Recordando estas palabras, espero que intentemos volver nuestros ojos y oídos al Señor poco a poco.

D. Mauro Rodríguez Serrano, MG