Sin Dios no podemos mantenernos a flote: Papa Francisco en el Ángelus

El Papa pide por Myanmar y los refugiados durante el Ángelus.
Este 20 de junio, XII Domingo del Tiempo Ordinario, el Papa Francisco dirigió el rezo del Ángelus desde la ventana de su estudio frente a la plaza de San Pedro. En su comentario al Evangelio según San Marcos (4, 35-40), reflexionó sobre la tempestad calmada por Jesús. Al final, insistió en la búsqueda de paz en Myanmar y pronunció un pensamiento por el Día Mundial del Refugiado.

Necesitamos a Jesús para mantenernos a flote

En su reflexión al Evangelio del día, que relata el episodio de la tormenta que Jesús calmó ante la sorpresa de los discípulos llenos de miedo, el Santo Padre recordó a los fieles que sin Dios no podemos mantenernos a flote, pidió no perder las esperanzas cuando somos asaltados por las pruebas de la vida y aconsejó aferrarse a Jesús para superar el miedo o la ansiedad, implicándonos y alzando la voz junto con Él:

“El Señor, de hecho, espera que lo involucremos, que lo invoquemos, que lo pongamos en el centro de lo que vivimos… no basta con creer que Dios existe… necesitamos a Jesús como los marineros de las estrellas para encontrar nuestro rumbo”.

El Pontífice aseguró que si nos quedamos mirando las olas de la vida, corremos el riesgo de perder de vista lo más importante: que Jesús está allí, siempre, aunque parezca que está dormido. Dijo que el principio de nuestra fe se encuentra en buscar constantemente al Señor, en no cansarnos de hablarle y despertarlo.

Conflicto en Myanmar y Día Mundial del Refugiado

Al final de la oración mariana, el Papa Francisco e unió al llamamiento de los obispos de Myanmar que, tras el golpe de Estado del pasado 1° de febrero, está muy cerca de que su población padezca por hambre y, en el marco del Día Mundial del Refugiado, exhortó a abrir el corazón hacia la situación desgarradora de los desplazados, invitando a aprender de su valiente resiliencia.

 

Al hablar de las personas que huyen de sus propios países por las guerras y la violencia, el Santo Padre pidió hacer un esfuerzo conjunto para enfrentar esta emergencia que, según datos de Naciones Unidas, suma cientos de miles de refugiados en los cinco continentes, cifra que aumentó a casi 82.4 millones durante la pandemia.

 

Recomendamos leer: Mons. Fermín Sosa recibe la ordenación episcopal; será nuncio de Papúa 

Cantera 29, Col Tlalpan, Tlalpan, C.P. 14000, Ciudad de México

800 00 58 100

privacidad@misionerosdeguadalupe.org