Cápsulas de fe: Cristo Rey del Universo

Celebramos la solemnidad de Cristo Rey y el cierre del año litúrgico el próximo 21 de noviembre de 2021.

¿Cuándo se celebra a Cristo Rey?

 

Esta celebración litúrgica con el grado de solemnidad se lleva a cabo el último domingo del año litúrgico, es decir, con esta fiesta solemne termina el año para la Iglesia católica; la fecha en que se celebra varía, pero oscila entre los días 20 y 26 de noviembre. 

 

Fue establecida por el Papa Pío XI el 11 de diciembre de 1925 en eI I Concilio Ecuménico de Nicea, estableciendo para su celebración el último domingo de octubre, sin embargo, en el Concilio Vaticano II, la fiesta cambió su nombre, llamándose Solemnidad de Jesucristo, Rey del Universo, pasando a celebrarse el último domingo del año litúrgico.

 

Al cerrar el año litúrgico con esta fiesta se quiso resaltar la importancia de Cristo como centro de toda la historia universal.

 

En este año 2021, celebraremos a Cristo Rey del Universo y el cierre del año litúrgico el próximo domingo 21 de noviembre.

 

¿Qué color litúrgico se utiliza para esta fiesta?

 

Para esta celebración se emplea el color blanco (también puede ser el dorado), pues es una solemnidad muy importante, y este color representa la alegría, el júbilo y la paz.

 

¿Por qué Cristo es Rey del Universo?

 

Porque: 

 

  • En el Antiguo Testamento se adjudica el título de rey a aquel que deberá nacer de la estirpe de Jacob; el que por el Padre ha sido constituido Rey sobre el monte santo de Sión y recibirá las gentes en herencia y en posesión los confines de la tierra, además, se predice que su reino no tendrá límites y estará enriquecido con los dones de la justicia y de la paz.

 

  • En el Nuevo Testamento esta misma doctrina sobre Cristo Rey se halla presente desde el momento de la Anunciación del arcángel Gabriel a la Virgen, por el cual ella fue advertida que daría a luz un niño a quien Dios había de dar el trono de David, y que reinaría eternamente en la casa de Jacob, sin que su reino tuviera jamás fin.

 

  • Cristo es el alfa y el omega, el principio y el fin. Cristo reina en las personas con su mensaje de amor, justicia y servicio. 

 

  • El Reino de Cristo es eterno y universal, es decir, para siempre y para todos los hombres.

 

  • El Reino de Cristo ya ha comenzado, pues se hizo presente en la tierra a partir de su venida al mundo hace casi dos mil años, pero Cristo no reinará definitivamente sobre todos los hombres hasta que vuelva al mundo con toda su gloria al final de los tiempos, en la parusía.

 

  • Reina en las inteligencias de los hombres porque Él es la Verdad, también reina en las voluntades de los hombres.

 

¿Qué debemos hacer en esta solemnidad?

 

Lo mejor que podemos hacer, además de proclamar a Cristo como Rey de reyes en nuestros corazones, es dedicar nuestra vida a la extensión del Reino de Cristo en la tierra, con acciones que demuestren que somos dignos coherederos del Reino, pues Cristo nos premiará con una alegría y una paz profundas e imperturbables en todas las circunstancias de la vida.

 

 

Oración a Cristo Rey

¡Oh Jesús! Te reconozco por Rey Universal,

todo cuanto ha sido hecho Tú lo has creado,

ejerce sobre mí todos tus derechos,

renuevo las promesas de mi bautismo,

renunciando a Satanás, a sus seducciones y a sus obras

y prometo vivir como buen cristiano.

Muy especialmente me comprometo a procurar, según mis medios,

el triunfo de los derechos de Dios y de tu Iglesia,

Divino Corazón de Jesús, te ofrezco mis pobres obras

para conseguir que todos los corazones reconozcan tu sagrada realeza

y para que así se establezca en todo el mundo el Reino de tu Paz. Amén.

¡Viva Cristo Rey!

 

 

Cantera 29, Col Tlalpan, Tlalpan, C.P. 14000, Ciudad de México

800 00 58 100

privacidad@misionerosdeguadalupe.org