Jornada de oración por la paz en Ucrania

El Papa Francisco hizo un llamado a creyentes y no creyentes a sumarnos a una jornada de oración y ayuno por la paz en Ucrania el próximo 2 de marzo, día del inicio de la Cuaresma.

Al finalizar la Audiencia General del miércoles 23 de febrero de 2022 en El Vaticano, el Papa Francisco hizo un llamado a creyentes y no creyentes a unirnos en oración y ayuno por la paz en Ucrania en el primer día de la Cuaresma, el próximo miércoles 2 de marzo. 

El Santo Padre externó su preocupación por el empeoramiento de la situación en Ucrania, no obstante los esfuerzos diplomáticos, ya que, afirmó, “una vez más la paz de todos se ve amenazada por intereses partidistas”.

Por ello, exhortó también a los responsables políticos a hacer un examen de conciencia, pues dijo, Dios quiere que seamos hermanos y no enemigos:

 

“Ruego a todas las partes implicadas que se abstengan de llevar a cabo cualquier acción que pueda causar aún más sufrimiento a las poblaciones, desestabilizando la convivencia entre las naciones y desprestigiando el derecho internacional.”

 

Posteriormente, hizo un llamado a todos los creyentes y no creyentes a unirnos en una jornada de oración y ayuno en el inicio de esta Cuaresma:

 

“Jesús nos enseñó que a la insensatez diabólica de la violencia se responde con las armas de Dios, con la oración y el ayuno. Invito a todos a que el próximo 2 de marzo, Miércoles de Ceniza, hagan una Jornada de ayuno por la paz. Animo de manera especial a los creyentes para que ese día se dediquen intensamente a la oración y al ayuno. Que la Reina de la Paz preserve al mundo de la locura de la guerra.”

 

Este llamado a la oración se dio antes del comienzo de los ataques de Rusia a Ucrania este jueves, por lo que nos sumamos a los esfuerzos para pedir por la paz mundial:

 

Dios, Todopoderoso, querido Padre de todos:

Unidos como hermanos, te pedimos hoy la paz en Ucrania,

que sufre un dramático momento de tensión.

Que todas las acciones e iniciativas políticas estén al servicio de la fraternidad humana 

y no de los intereses partidistas.

Que esa tierra vea florecer la fraternidad y supere las heridas, los miedos y las divisiones.

Te presentamos, Señor, con confianza y humildad, 

nuestra preocupación por la situación en Ucrania, 

que afecta también a Europa y más allá.

Tú que nos enseñaste que a la diabólica insensatez de la violencia 

se responde con las armas de Dios, con la oración y el ayuno,

ten piedad de nosotros, aleja la guerra y demás violencias malignas  

y permítenos llegar a soluciones aceptables y duraderas a esta crisis, 

basadas no en las armas, sino en un diálogo profundo.

Reina Virgen María, esperamos tu maternal intervención 

para que el mundo acoja la paz, 

preserva al mundo de la locura de la guerra.

Amén.

Cantera 29, Col Tlalpan, Tlalpan, C.P. 14000, Ciudad de México

800 00 58 100

privacidad@misionerosdeguadalupe.org