Cápsulas de fe: Nuestra Señora de Fátima

El 13 de mayo celebramos a la Virgen de Fátima, a quien seguimos honrando y pidiendo por la paz del mundo y el cese de la guerra entre Rusia y Ucrania.

Hoy, 13 de mayo, la Iglesia celebra a la Virgen de Fátima, formalmente conocida como Nuestra Señora del Rosario de Fátima, que se apareció a tres niños pastores en 1917, en la región de Cova da Iria, cerca del pueblo de Fátima, en Portugal.

 

¿Cómo fueron sus apariciones?

Una mañana, Lucía dos Santos (de 10 años) y sus primos, Jacinta y Francisco Marto (de 7 y 9 años), salieron a pastorear sus ovejas como lo hacían cotidianamente, sin embargo, comenzó a llover y al buscar un refugio, describieron ver, sobre una encina, a una mujer “más brillante que el sol”, vestida de blanco, con un manto con bordes dorados y un rosario en las manos.

Se trataba de la Virgen María, quien, entre otras cosas, les encomendó rezaran a diario el rosario y les pidió regresar al mismo lugar el día 13 de cada mes, durante cinco meses consecutivos.  

En total, fueron 6 las apariciones de la Virgen a los niños, durante ellas, la Virgen transmitió a los niños diversos mensajes y hechos del futuro, como la muerte temprana de Francisca y Jacinta debido a la gripe española y el comienzo de la guerra durante el pontificado del Papa Pío XI, que correspondió con la Segunda Guerra Mundial. 

La última de las apariciones fue el 13 de octubre de 1917, donde se produjo el llamado “milagro del sol”, que atestiguó un gran número de personas que había acudido al lugar para tratar de ver, junto con los niños, el milagro que la Virgen dijo que haría ese día. Los asistentes dijeron haber presenciado actividades solares extraordinarias, como ver al sol “zigzaguear”, girar hacia la Tierra o emitir luz multicolor y colores radiantes. Según los informes, estos eventos habrían durado unos diez minutos.

 

 

¿Cuáles fueron los mensajes de la Virgen de Fátima?

Durante las 6 apariciones, la Virgen transmitió a los niños diversos mensajes. Lucía, a quien le fueron revelados los “secretos” o “profecías”, escribió cuatro memorias sobre los acontecimientos de Fátima.

Entre los mensajes que destacan, la Virgen pide a los niños rezar el santo rosario diariamente, pidiendo por el arrepentimiento de los pecadores y la conversión de las almas, inclusive, al finalizar cada misterio, la Virgen les pidió decir: ‘‘Oh Jesús perdónanos por nuestros pecados, líbranos del fuego del infierno y lleva al cielo a todas las almas, especialmente las más necesitadas de tu divina misericordia”.

Otra petición de la Virgen fue la de consagrar a la nación Rusia a su Inmaculado Corazón, pues en 1917 terminaba la revolución y se conformaba la Unión Soviética. 

Asimismo, la Virgen pidió la construcción de una capilla en el lugar de sus apariciones, que hoy en día es el Santuario de Nuestra Señora del Rosario de Fátima.

 

La devoción a su Inmaculado Corazón

Derivado de las apariciones, surgió la devoción a la Virgen y su Inmaculado Corazón, algunos de los acontecimientos más importantes en torno a ella son:

  • El 28 de abril de 1919 se inició la construcción de la Capilla que hoy día es el Santuario de Nuestra Señora de Fátima, lugar al que se dan cita miles de peregrinos del mundo. 
  • El 13 de octubre de 1930 el obispo de Leiría declaró dignas de la fe las apariciones y se autoriza el culto a Nuestra Señora de Fátima.
  • El 13 de mayo de 1931 se realiza la primera consagración de Portugal al Inmaculado Corazón de María, hecha por el episcopado portugués, siguiendo el mensaje de la Virgen a los niños.
  • El 31 de octubre de 1942, el Papa Pío XII consagra el mundo al Inmaculado Corazón de María, encomendando a Rusia, según la petición de la Virgen.
  • El 13 de mayo de 1946, la imagen original de la Virgen de Fátima es coronada por el Cardenal Masella. La corona fue ofrecida por las mujeres portuguesas en agradecimiento por haber librado a Portugal de la Segunda Guerra Mundial y tiene incrustada una de las balas que alcanzaron a Juan Pablo II en el atentado de 1981.
  • El 13 de mayo de 1967, el Papa Pablo VI viaja a Fátima en el 50 aniversario de la primera aparición para pedir por la paz del mundo y la unidad de la Iglesia.
  • El 12 y 13 de mayo de 1982, san Juan Pablo II viaja a Fátima como peregrino para agradecer el haber sobrevivido al atentado sufrido exactamente un año antes en la plaza de San Pedro y consagra la Iglesia, los hombres y los pueblos al Inmaculado Corazón de María, haciendo mención de Rusia.
  • El 25 de marzo de 1984, el Papa san Juan Pablo II consagra, una vez más el mundo al Inmaculado Corazón de María, en unión con todos los obispos del mundo.
  • El 13 de mayo de 2000, san Juan Pablo II, en su tercera visita a Fátima y ante una multitud de peregrinos, beatifica a Francisco y a Jacinta y revela la tercera parte del secreto de Fátima.
  • Los días 12 y 13 de mayo de 2017, el Papa Francisco visitó Fátima para celebrar el 100 aniversario de la primera aparición y pedir por la paz del mundo. En esa visita fueron canonizados Francisco y Jacinta Marto.
  • El pasado 25 de marzo de 2022, junto con todos los obispos del mundo, el Papa Francisco realiza la consagración de la humanidad al Inmaculado Corazón de María, encomendándole especialmente a las naciones de Rusia y Ucrania, pidiendo por el cese de la actual guerra entre estos países, y a su vez, el cardenal polaco Konrad Krajewski, realizó el mismo acto de consagración en el Santuario de Fátima, en Portugal.

 

 

Oración a la Virgen de Fátima

Oh Virgen Santísima, que te apareciste 

repetidas veces a los niños; 

yo también quisiera verte,

oír tu voz y decirte: 

Madre mía, llévame al Cielo. 

Confiando en tu amor, 

te pido me alcances de tu Hijo Jesús una fe viva, 

inteligencia para conocerle y amarle, 

paciencia y gracia para servirle a Él y a mis hermanos, 

y un día poder unirnos contigo en el Cielo.

Padre nuestro, Ave María y Gloria.

Madre mía también te pido por mis padres, 

para que vivan unidos en el amor; 

por mis hermanos, familiares y amigos, 

para que viviendo unidos en familia, 

un día podamos gozar contigo en la vida eterna.

Padre nuestro, Ave María y Gloria.

Te pido, de un modo especial, 

por la conversión de los pecadores 

y la paz del mundo; 

por los niños, para que nunca les falten 

los auxilios divinos 

y lo necesario para sus cuerpos, 

y un día puedan conseguir la vida eterna.

Padre nuestro, Ave María y Gloria 

Oh Madre mía, sé que escucharás, 

y me conseguirás estas y cuantas gracias te pida, 

pues las pido por el amor que tienes de tu Hijo Jesús. 

Amén.

 

Cantera 29, Col Tlalpan, Tlalpan, C.P. 14000, Ciudad de México

800 00 58 100

privacidad@misionerosdeguadalupe.org