Cápsulas de fe: Santa María de Guadalupe, estandarte de libertad

Cápsulas de fe: Santa María de Guadalupe, estandarte de libertad

Cápsulas de fe: Santa María de Guadalupe, estandarte de libertad

Se dice que el 16 de septiembre de 1810 camino a Guanajuato, el cura Miguel Hidalgo y Costilla se detuvo en el santuario de Atotonilco, donde tomó de la sacristía una imagen de la Virgen de Guadalupe que usó como estandarte del movimiento que buscaba la Independencia de México, siendo así como la Virgen de Guadalupe se convirtió en el símbolo de México en su camino a la libertad, sin duda, como muchos de nosotros, los insurgentes vieron en ella un signo de igualdad y de humildad, pues ya desde su aparición en el Tepeyac, la Virgen María nos llamó “sus hijos.”

Después de que Hidalgo tomó la imagen de la Virgen de Atotonilco, los contingentes que se unieron a la lucha armada también tomaban una imagen de la Guadalupana de sus respectivas parroquias, por lo que hubo varias imágenes que acompañaron el movimiento.
Incluso se dice que una de las principales características de los insurgentes fue que durante la lucha armada portaban consigo la imagen de la Virgen de Guadalupe en escapularios, medallas o sombreros, incluso el propio Miguel Hidalgo llevó una estampa zurcida entre sus ropas hasta antes de su fusilamiento.

Por su parte, José María Morelos y Pavón declaró a la Virgen de Guadalupe Patrona de la Independencia durante el Congreso de Chilpancingo el 13 de septiembre de 1813 y decretó en los “Sentimientos de la Nación” el día 12 de diciembre como fiesta nacional:

“Que en la misma se establezca por Ley Constitucional la celebración del día doce de Diciembre en todos los Pueblos, dedicado a la Patrona de nuestra Libertad, María Santísima de Guadalupe, encargando a todos los Pueblos la devoción mensual”.

La imagen oficial que conocemos del estandarte de Hidalgo no es la misma que usó en Atotonilco, ésta es en realidad el llamado “Blasón de Hidalgo,” que fue utilizado por los Insurgentes de 1810 a 1813 y que consiste en un estandarte compuesto por cuatro piezas de algodón con una pintura al óleo de la Virgen de Guadalupe: a su derecha se encuentra un escudo español que al centro tiene el escudo de la Casa de Borbón, a la izquierda se puede ver el escudo de la Provincia Franciscana de San Pedro y San Pablo en Michoacán, ambos escudos son redondos y están coronados; bajo ellos está una inscripción en latín y por medio de abreviaturas y monogramas “VIVA MARÍA SANTÍSIMA DE GUADALUPE”, bajo estas letras y símbolos se muestran dos ramos de rosas.

Actualmente, el estandarte de Hidalgo se encuentra en el Museo Nacional de Historia, en el Castillo de Chapultepec, y a su vez, el blasón de Hidalgo se puede apreciar en el Museo Nacional de Historia.

Es claro que fue bajo la protección y guía de Nuestra Madre, Santa María de Guadalupe que se forjó la Independencia de nuestra nación, vimos en ella el signo de unión, de amor, de esperanza y de libertad. 

Oramos con fervor a la Virgen para que nuestra nación siga bajo su manto, que siga siendo nuestra Patrona y guía, también en nuestro caminar misionero, y proteja y bendiga a nuestras Madrinas y Padrinos.

¿Te gustaría colaborar con la Misión? Hay varias formas de apoyarla, contáctanos y conócelas, Línea Misionera sin costo: 800 00 58 100.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *