El seminarista misionero César Fernando Hernández Colín es enviado a la Misión de Perú.

El seminarista misionero César Fernando Hernández Colín es enviado a la Misión de Perú.

El pasado 2 de septiembre, jueves misionero, se llevó a cabo, en el Seminario Mayor de Misiones Extranjeras, la celebración en la que nuestro hermano seminarista César Fernando Hernández Colín, fue enviado a la Misión de Perú. 

 

La Eucaristía fue presidida por el P. Eugenio Zacarías Romo Romo, MG, Superior General y concelebrada por el padre Santiago Rodríguez Serrano, MG, Vicerrector del Seminario Mayor.

 

El P. Romo, en su homilía, enfatizó en el dinamismo del Evangelio, donde Jesús enseña a los discípulos desde una barca y les ayuda a la pesca, y ante la incertidumbre de éstos, los anima con la frase: “No tengan miedo”. 

 

De igual modo, el P. Eugenio Z. Romo, MG, invitó al seminarista César a la acción misionera, como respuesta a la nueva evangelización de la Iglesia, para que colabore con fervor misionero en Pucalpa, en la Misión de Perú, compartiéndole las mismas palabras de Jesús: “No tengas miedo, no temas, el Señor está contigo.”

 

Posteriormente, el seminarista César Fernando Hernández dio el “sí” a esta labor misionera, confirmando su compromiso con el Instituto de dejar su casa para continuar con su formación en la Misión de Perú, y recibió el crucifijo misionero, símbolo de este compromiso, que le fue impuesto por el P. Eugenio Z. Romo, MG:

 

“El amor, el sacrificio y la entrega son necesarios para quien desea ser instrumento de Dios en la extensión de su Reino.”

 

 

Finalmente, el P. Eugenio Z. Romo felicitó al seminarista César Fernando por su envío a la Misión de Perú y a los Misioneros Laicos Asociados: María Hilda Oliva Alvarado, María Teresa Esparza del Río, Hiram Agustín Pérez Linares y Juan Pablo de la Rosa Miranda, quienes se prepararán para iniciar el proyecto de Misioneros de Guadalupe en la Amazonía.

César Fernando Hernández Colín, lleva 10 años en MG; actualmente se encuentra en tiempo de pastoral y ha concluido su periodo de formación. Ha sido nombrado para colaborar en la Misión de Perú por dos años, su objetivo es ayudar en el trabajo pastoral de la parroquia de Nuestra Señora del Carmen, con el padre Fernando Valente R., MG, y prepararse para el diaconado.

 

Felicitamos a nuestro hermano seminarista César Fernando Hernández Colín y oramos para que continúe su formación sacerdotal misionera bajo la protección de Nuestra Madre, Santa María de Guadalupe, con el apoyo y generosidad de nuestros Padrinos y Madrinas. 

 

¿Escuchas el llamado?… ¡La Misión te espera! Te invitamos a descubrir tu vocación y colaborar con la propagación del Evangelio. Comunícate a la Línea Misionera sin costo: 800 00 58 100.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *