Misión de Kenia: 56 años de aventura misionera

A VPN is an essential component of IT security, whether you’re just starting a business or are already up and running. Most business interactions and transactions happen online and VPN

La Misión de Kenia fue la tercera fundada por Misioneros de Guadalupe y la primera en el continente africano. Ya desde 1959, Mons. Escalante y Escalante, nuestro cofundador, pensaba en enviar Misioneros de Guadalupe a África.

Fue durante el viaje de Mons. Escalante a Roma en 1964, para una sesión del Concilio Vaticano II, que se encontró con Mons. John De Reeper, obispo de Kisumu en Kenia, quien lo invitó a viajar juntos para ver las misiones en las que se pudiera colaborar.

El 11 de abril de 1965, Mons. Escalante escribía desde Nairobi, Kenia:

 

“No hay duda que la misión que me han ofrecido con la tribu Teso, en la Diócesis de Kisumu, podríamos tomarla como para poner el pie en África o como una misión ‘Ad limina’ (de entrada) y después poder extendernos aquí mismo o en cualquier otra parte de este continente”.

 

Después de este viaje, el 14 de abril de 1965, Mons. Escalante firmó el contrato con el obispo de Kisumu, poniendo tres parroquias (Amukura, Chakil y Chelelemuk), de la región de Teso bajo el cuidado de los Misioneros de Guadalupe.

Así fue como el 14 de diciembre de 1965 llegó a Kenia el primer Misionero de Guadalupe, el P. Emereciano Rodríguez, MG, quien arribó a Amukura; de esta experiencia el padre relató:

 

“Como a las 4 de la tarde llegamos a Amukura. No está el P. Leyen y me recibe el P. Van Hout. Me instalo. Tony, un seminarista, me enseña la iglesia, grande, muy bien construida, pero vieja y descuidada.”

 

Desde entonces, Misioneros de Guadalupe ha tenido presencia en distintas zonas de escasos recursos en Kenia: Teso, Maragoli, Nairobi, Maasai, Kipsiguis y Turkana, colaborando en distintas parroquias y centros de formación de catequistas, además de contribuir en la Pastoral Vocacional e impulsando proyectos educativos y sociales.

Actualmente, se atienden las parroquias de Nuestra Señora de Guadalupe y Cristo Rey en el barrio de Kibera, uno de los más pobres del mundo.

Además, en la Misión de Kenia también han colaborado los Misioneros Laicos Asociados (MLA) a Misioneros de Guadalupe, así como los Misioneros Asociados (sacerdotes diocesanos que colaboran temporalmente con el Instituto).

Agradecemos a Dios y a todos los Misioneros de Guadalupe, así como a los MLA y Misioneros Asociados que han colaborado, por estos 56 años de labores en la Misión de Kenia, pero especialmente, a nuestros Padrinos y Madrinas, pues es gracias a sus oraciones y generosidad que, a pesar de los desafíos e infinidad de necesidades que padece el pueblo keniano, es posible que podamos acercar la esperanza de Dios y apoyar a quienes más lo necesitan.

Oramos para que Santa María de Guadalupe, Nuestra Madre, siga protegiendo e impulsando nuestras labores en la Misión de Kenia, que sean muchos años más de servicio con el apoyo, oraciones y generosidad de nuestros bienhechores.

¡Es momento de apoyar a las Misiones! Con tus oraciones y aportaciones contribuyes a llevar el Evangelio donde más se necesita. Contáctanos: Línea Misionera (sin costo) 800 00 58 100.

 

 

 

Cantera 29, Col Tlalpan, Tlalpan, C.P. 14000, Ciudad de México

800 00 58 100

privacidad@misionerosdeguadalupe.org