¡Misionero para siempre!, tenemos nuevo sacerdote: P. Rigoberto Flores Garduño, MG

Hoy 24 de junio de 2022 fue ordenado sacerdote Misionero de Guadalupe el D. Rigoberto Flores Garduño en la Catedral de Cuernavaca, Morelos.

¡Tenemos Misionero para siempre! En Misioneros de Guadalupe estamos de fiesta, ya que este 24 de junio, en punto de las 12:00 horas, se llevó a cabo, en la Catedral de Cuernavaca, Morelos, la celebración https://www.youtube.com/watch?v=meqGTvhF6NM en la que nuestro hermano D. Rigoberto Flores Garduño, recibió el Sacramento del Orden Sacerdotal misionero. 

La emotiva celebración eucarística fue presidida por Mons. Ramón Castro Castro, Obispo de la Diócesis de Cuernavaca, y concelebrada por el P. Eugenio Z. Romo Romo, MG, Superior General, y el P. Alberto Puente Colunga, MG, entre otros sacerdotes misioneros.

Antes de comenzar la homilía, el D. Rigoberto Flores Garduño, MG, fue presentado a Mons. Ramón Castro Castro por el P. Alberto Puente Colunga, MG, considerándolo digno para recibir el grado del presbiterado. 

En su homilía, Mons. Ramón Castro destacó que el pueblo de Dios se alegra y ve materializada su plegaria por las vocaciones cuando uno de sus hijos, en este caso nuestro hermano Rigoberto, se ordena sacerdote. 

Además, señaló que el ministerio sacerdotal es necesario en la Iglesia para la misión y consolidación del Reino, además, enfatizó en que es un don hermoso que Dios hace a su Iglesia, por lo que pidió al Espíritu Santo consagre y transforme a Rigoberto en retrato de Cristo, Buen Pastor, en el carisma donde ha sido llamado, es decir, como Misionero de Guadalupe. 

Asimismo, invitó a Rigoberto a mantener siempre su identidad, pues a partir del momento de su ordenación, le serán encomendados hijos de Dios a quienes debe servir: 

“Donde quiera que Dios te mande, ahí, debes brillar por los motivos que te sostienen, con esa identidad bien comprometida, pues el mundo es inestable y el sacerdote debe ser un modelo de madurez y entrega apasionada a su apostolado, por eso debes ser un hombre de oración… También debes ser pequeño y grande, noble de espíritu como un rey, pero sencillo y natural como un campesino, un héroe en la conquista de ti mismo. Que la gente diga, qué maduro, qué identificado con su vocación… En este mundo sumergido en la violencia, el sacerdote debe estar perfectamente identificado con su misión, con la caridad y con la Verdad.”

Reiteró a Rigoberto que como ministro, ha de estar dispuesto, como Abraham, a sacrificar no sólo a los hijos de la carne, sino a “otros hijos” que a veces cuesta más sacrificar como son los intereses, los apegos u otras pretensiones:

“El Señor te pide amar como Él amó, vive apasionada y activamente, tu vocación. La vida no te va a privar de cruces, de dificultades, sin embargo, vas a ser el anunciador de la felicidad, de la plenitud, el portador de una Buena Nueva. Nuestra Madre Santísima de Guadalupe te habrá de acompañar y bendecir, ten siempre esta relación materna y ella te ayudará. ¡Ánimo hijo!”

Posteriormente, el D. Rigoberto Flores, expresó a Mons. Ramón Castro su deseo de ser ordenado sacerdote Misionero de Guadalupe, para después realizar su postración, como gesto de abandono, mientras la asamblea participó orando con devoción durante la letanía de los santos.

Posteriormente, el momento culmen de la celebración se dio cuando Mons. Ramón Castro realizó la imposición de las manos sobre la cabeza del D. Rigoberto Flores, símbolo con el que se transmitió el poder sacramental del Espíritu Santo, y que también realizaron los sacerdotes presentes; después, Mons. Ramón Castro, pronunció la oración consecratoria, a partir de la cual, es oficialmente nombrado sacerdote, Misionero para siempre, el P. Rigoberto Flores Garduño, MG.

Como nuevo sacerdote, el P. Rigoberto Flores Garduño, MG, fue presentado a la asamblea y revestido con la estola presbiteral y la casulla, propias del Orden Sacerdotal; finalmente, Mons. Ramón Castro ungió sus manos, además, le hizo entrega del pan y el vino, símbolos de que puede realizar el Sacramento de la Eucaristía, finalizando con el abrazo de la paz, que también realizaron todos los sacerdotes presentes.

Para concluir la ceremonia, el P. Eugenio Z. Romo, MG, agradeció a Mons. Ramón Castro Castro, Obispo de Cuernavaca, por su apoyo a Misioneros de Guadalupe, y felicitó al neosacerdote P. Rigoberto Flores Garduño, MG y a su familia presente.

Este sábado 25 de junio, a las 12:00 horas, nuestro nuevo sacerdote misionero, el P. Rigoberto Flores Garduño, MG, oficiará su Cantamisa en la Parroquia de la Asunción de María y San José, en Santa María Ahuacatitlán, Cuernavaca, Morelos; podrán seguir la transmisión a través de la cuenta oficial de Facebook de Misioneros de Guadalupe.

Celebramos con mucha alegría y damos gracias a Dios por guiar la vocación de nuestro hermano sacerdote misionero, P. Rigoberto Flores Garduño, MG, a quien felicitamos por haberse unido a la familia misionera, ¡ya eres Misionero para siempre!; seguimos orando por él, para que Nuestra Madre, Santa María de Guadalupe, continúe dirigiendo su caminar, con el apoyo y oraciones de nuestros Padrinos y Madrinas. 

¿Sientes que Dios también te llama para colaborar con las Misiones? Anímate a contactarnos y unirte a esta gran labor. Comunícate a la Línea Misionera sin costo: 800 00 58 100.

Cantera 29, Col Tlalpan, Tlalpan, C.P. 14000, Ciudad de México

800 00 58 100

privacidad@misionerosdeguadalupe.org