Un nuevo diácono MG: Jonathan Cruz Alcalá

Estamos de fiesta porque este domingo 29 de mayo, el S. Jonathan Cruz Alcalá recibió el Sacramento del Orden, en el grado de diácono.

Este domingo 29 de mayo, fiesta de la Ascensión del Señor, siendo una fecha fecha muy significativa, el seminarista Jonathan Cruz Alcalá dio un paso importante en su vocación al recibir el Sacramento del Orden, en el grado de diácono, de manos de Mons. Eduardo Muñoz Ochoa, Obispo Auxiliar de la Arquidiócesis de Guadalajara.

Anteriormente, el jueves 26 de mayo, Jonathan rindió su promesa de pertenencia al Instituto ante los padres Misioneros de Guadalupe Eugenio Z. Romo R., Superior General, y Ricardo Gómez Fregoso, rector del Seminario Mayor de Misiones Extranjeras, documento que también firmaron como testigos los padres David F. Uribe G., MG y Juan Francisco Torres I., MG.

La celebración eucarística de la ordenación diaconal se llevó a cabo en la capilla central del Seminario Mayor de Misioneros de Guadalupe, en donde se dieron cita amigos, familia y comunidad MG para presenciar un momento muy emotivo en la formación sacerdotal del seminarista Jonathan. La misa fue presidida por Mons. Eduardo Muñoz y concelebrada por los padres MG Eugenio Z. Romo R. y Ricardo Gómez Fregoso, entre otros sacerdotes MG.

 

Tras la liturgia de la Palabra, el seminarista Jonathan fue entregado a la misión de la Iglesia por su familia, representada por sus padres, hermana y padrinos, de quienes recibió la bendición.

A continuación, Mons. Eduardo dirigió algunas palabras a Jonathan:

“En la vida cristiana, si perdemos esta columna de ser testigos de Jesús pueden venir estas cosas […] podemos perdernos en la vida pastoral, podemos perdernos en la vida personal, en el ministerio, podemos también perdernos en la vida de comunidad… perder el ser luz para el mundo en el que Dios nos ha puesto y, particularmente, pasa con las misiones […] qué vamos a llevar si hemos diluido el centro de nuestra vida, quizás no la claridad, esto que Jesús nos dice, y este es el punto, que te conozcan para que se salven… eso vale la pena cuidarlo; hoy entras por este orden del diaconado, ya de una manera transitoria, para después recibir la ordenación presbiteral, con unas características mucho más evidentes y parecidas a Jesucristo, Sumo y Eterno Sacerdote, en el ministerio presbiteral… Que este tiempo sea de interiorización, de consolidar todas las características y funciones del diaconado […] todo esto va nutrido del encuentro con el Señor”.

Enseguida, Jonathan fue llamado a postrarse para pedir por él mediante la intercesión de los santos. Posteriormente, Mons. Eduardo Muñoz impuso sus manos sobre la cabeza del elegido, momento cúlmen de la ordenación, para después ser ayudado por sus padres y padrino, el P. Jesús Treviño Guajardo, para ser revestido con la estola cruzada al pecho y la dalmática propia de las celebraciones solemnes; después, el obispo hizo entrega de las insignias del diaconado: el libro de los Evangelios y un saludo de paz. Tras el abrazo, familia, amigos y comunidad MG, expresaron su alegría con un fuerte aplauso.

 

Al finalizar la celebración eucarística, el P. Eugenio Z. Romo R., MG, también dirigió algunas palabras de gratitud al neodiácono y a su familia:  

“Muchas felicidades, bienvenido a Misioneros de Guadalupe [..] Necesariamente esta felicitación se tiene que extender a ustedes, señor Santiago y señora Rosario, sus padres, por haber formado a Jonathan”.

Nuevamente, ¡felicidades, diácono Jonathan Cruz Alcalá, MG! Los Misioneros de Guadalupe y toda la comunidad nos unimos en oración por el cumplimiento de tu ministerio, bajo la guía de Santa María de Guadalupe, con el apoyo y oraciones de nuestros Padrinos y Madrinas.

 

 

Cantera 29, Col Tlalpan, Tlalpan, C.P. 14000, Ciudad de México

800 00 58 100

privacidad@misionerosdeguadalupe.org